ERASMUS 2013 Múnich

        Es imposible tener un blog y no hablar de tu Erasmus, sobre todo si lo tienes tan reciente como yo y te dan una alegría como me dieron a mi. Hace unas semanas, mi tutora Erasmus decidió proponerme para ser Premio Nacional Erasmus 2013 por Aprovechamiento Académico. Para ello, me dijeron que escribiera en unas líneas lo que había significado esta experiencia para mí, es el texto que aquí os adjunto. Por supuesto, no dudéis de que hablaré de los viajes que allí realicé y de los sitios que, si tenéis ocasión, deberíais de visitar.

Imagen

Experiencia de un estudiante Erasmus:

        Durante mi estancia Erasmus pude disfrutar de una gran variedad de actividades tanto académicas como lúdicas.
Para empezar, explicaré mi experiencia académica. A mi llegada, me inscribí en siete cursos en la universidad de Múnich, en inglés y en castellano y en un curso de alemán intensivo. Las asignaturas eran de Ciencias Políticas y de Filología Hispánica. Decidí coger más cursos que los estrictamente necesarios, en primer lugar porque quería terminar mi titulación y no quería arriesgarme a suspender alguna materia y no poder licenciarme y en segundo lugar porque pensé que sería una buena ocasión para observar la docencia de español para extranjeros. Ahora sé que fue una decisión muy acertada. Gracias a las profesoras de Filología Hispánica pude participar muy activamente en el aula, incluso me dejaron preparar diferentes sesiones y ejercer yo misma de profesora, lo que supuso una gran experiencia. Gracias a estas clases pude acercar no solo el español, sino también la cultura española a mis compañeros de clase. Ellos, por su parte, fueron haciendo una comparativa de todo aquello que yo les explicaba (sistema político, la educación, sistema de salud, costumbres…) con Alemania, lo que me ha permitido adentrarme más profundamente en el país de acogida.

        En las clases de Ciencias Políticas, sin embargo, mi participación fue más escasa, sobre todo en las primeras semanas. Mi dominio del inglés no era muy fluido a mi llegada, por lo que durante algún tiempo solo fui espectadora. Este problema se solucionó con rapidez, ya que, en mi opinión, uno de los puntos más importantes de las becas Erasmus es la mejora en los idiomas. Rápidamente comencé a hablar inglés con más fluidez, y a entender oraciones sencillas del alemán. Ello me ayudó a conocer gente y culturas (como antropóloga era una de las partes de la beca que más me interesaba) y a disfrutar de los debates que semanalmente moderaban los profesores en el aula, aspecto de la educación alemana que me fascinó.

        Formar parte de la universidad de otro país te permite conocer un nuevo sistema educativo y mediante la observación y la comparación adquieres una nueva perspectiva. Ello te permite identificar los pros y los contras de los diferentes tipos de educación, lo que te enseña a incidir en aquellos aspectos que crees que se trabajan menos en el aula y deben ser más matizados. Por ejemplo, desde mi estancia en Múnich siempre leo los textos antes de ir a las clases, así puedo preguntar mis dudas en el aula.

        En segundo lugar, me gustaría hablar de las actividades lúdicas. Para hablar de ello es necesario apuntar la buena organización de la Ludwing Maximiliams Universität. A nuestra llegada contamos con estudiantes buddy para que nos orientaran y ayudaran con la búsqueda de pisos, matrícula o con cualquier otro asunto.  Además, la universidad organizó diferentes charlas de bienvenida, tanto en inglés como en alemán, y una sesión informativa en castellano. Dicha universidad cuenta con varias asociaciones de estudiantes que prepararon durante las dos primeras semanas diferentes actividades de bienvenida como fiestas, viajes, visitas guiadas… Lo que nos ayudó a conocer a nuestros compañeros Erasmus e intercambiar las primeras impresiones sobre la ciudad, el alojamiento…

        Disfrutar de una beca Erasmus en centro Europa es todo un privilegio. Durante los fines de semana viajé a diferentes países (Austria, Hungría, Eslovenia, Italia, Croacia…) y varias ciudades de Alemania (Berlín, Núremberg, Fussen…). Algunos de estos viajes los organizó la universidad y otros los organizamos entre compañeros Erasmus. Esta es una de las partes que con más cariño recuerdo, ya que en otras circunstancias nunca podría haber viajado tanto (solo el viaje de ida y vuelta desde España triplicaría los costes). Gracias a estos viajes he aprendido historia, geografía, arte… Además de a convivir con personas con costumbres muy dispares, con los que solo me podía comunicar en inglés o en alemán.

        No quiero extenderme en el resumen de mi experiencia, por lo que voy a terminar con una frase que creo que sintetiza perfectamente lo que quiero expresar con estas letras: Es imposible cuantificar lo que he aprendido durante mi estancia Erasmus tanto académica, como personalmente.

Anuncios

2 pensamientos en “ERASMUS 2013 Múnich

  1. Pingback: Calidad de vida | Vivir entre costuras

  2. Pingback: Un año después… de la erasmus | Vivir entre costuras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s