Reflexiones sobre la reforma de la Ley del aborto

        Este gobierno no da puntada sin hilo. Quiere volver a la etapa en la que solo unos privilegiados estudiaban, comían y, por supuesto, abortaban. Esta ley supone un retroceso de 30 años, pasar de tener una de las leyes más avanzadas de toda Europa, a contar con una de las más restrictivas, y no lo digo yo, lo dice toda la prensa internacional y parte de la nacional.

¿Por qué es para ellos tan importante robarle la libertad de elegir a las mujeres?

         No nos equivoquemos, no son las vidas de esos “futuros niños” lo que les preocupa, puesto que si la vida les importase tanto como predican, no dejarían a niños en la calle, no provocarían con sus políticas agresivas y desconsideradas cientos de suicidios, etc. Aquí solo importa el dinero y eso es lo que quieren generar, dinero. En primer lugar, se crearán decenas de clínicas privadas que practicarán abortos por un “módico precio” en unas condicionen insalubres.

          En segundo lugar, se asegurarán que esta “infraclase” que están creando se perpetúe. A finales del siglo XIX Arsène Dumont (sociólogo francés) dijo que el desarrollo de la civilización induce a los hombres a controlar su crecimiento. La tasa de natalidad tiende a declinar porque hay un deseo universal del hombre por ascender en la escala social y mejorar su posición económica. Es ese deseo y esa posibilidad la que quieren eliminar, condenando así a miles de niños a vivir, no solo en el seno de familias en las que no son deseados, en unas condiciones económicas que no le son favorables es decir, los condenan a la pobreza.

¿Qué podrían lograr con ello?

        Asegurarse todo en estrato social al que puedan explotar, por ejemplo. Son las personas con menos bagaje cultural, menos recursos económicos y menores de edad lo que terminan teniendo embarazos indeseados. No tienen educación sexual, los mismos que no tienen posibilidades de irse a otro país a interrumpir un embarazo, porque, por supuesto, hay otras muchas mujeres que se quedan embarazadas sin desearlo, pero ellas sí tienen la posibilidad de detenerlo.

          El gobierno ha decidido que si eres pobre, si no tienes cultura o eres una menor, tendrás que tener el hijo, incluso si viene con malformaciones. Porque la ley del aborto contemplará solo dos supuestos: riesgo para la salud de la mujer y violación. Pero algunas organizaciones “pro-vida” están pidiendo que se endurezca quitando el supuesto de la violación, lo que me parece de una crueldad inmensurable. 

       Para colmar esta situación, hay que tener en cuenta que se ha llevado a cabo por exigencias y presiones de un lobby eclesiástico, lo que debería de mostrarnos claramente dos cosas: que el poder de La Iglesia en España, es inimaginable (prácticamente gobiernan en la sombra) y que todas las religiones son iguales, la diferencia, es que gracias a la lucha de los hombres (y no de Dios) algunas sociedades hemos avanzado e ignoramos todas esas imposiciones que hacen. Pero, ¿cómo es que aquí no nos echamos las manos a la cabeza cuando son los curas los que deciden sobre el cuerpo y la vida de las mujeres y sí cuando una musulmana decide continuar llevando el pañuelo fuera de su país? Por citar algún ejemplo.

          Para terminar, quiero mostraos algunos fragmentos del libro El juego del Ángel, de Carlos Ruiz Zafón. En él, se hacen algunas reflexiones muy interesantes sobre las religiones, para qué se crean, qué se logra con ellas y sobre todo, cuál es el papel que esperan de la mujer. En ellos podemos ver lo que, gobierno e iglesia cogidos de la mano, están haciendo en España:

– Según usted, entonces, todas las creencias o ideales no serían más que una ficción.

[…]

– Y después de todo esto, quiere usted que me invente una fábula, que haga caer de rodillas a los incautos y los persuada de que han visto la luz, de que hay algo en lo que creer, por lo que vivir y por lo que morir e incluso matar.
– Exactamente.

[…]

– Toda religión organizada, con escasas excepciones, tiene como pilar básico la subyugación, represión y anulación de la mujer en el grupo. La mujer debe aceptar el rol de presencia etérea, pasiva y maternal, nunca de autoridad o de independencia, o paga las consecuencias.

[…]

Image

Anuncios

3 pensamientos en “Reflexiones sobre la reforma de la Ley del aborto

  1. Pingback: Por la mujer… ¡¡POR NOSOTRAS!! | Vivir entre costuras

  2. Pingback: La II República, hoy | Vivir entre costuras

  3. Pingback: Crónica de una muerte utilizada | Vivir entre costuras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s