Los Goya y Wert, el desencuentro

       IMG_1787 Me encantan los Goya,  porque a pesar de que muchos los llamen hipócritas, me alegra ver que un puñado de actores que tienen la vida resuelta, arriesgan sus carreras para defender los derechos de aquellos que no tienen un micrófono a su disposición, aunque solo sea durante unos segundos, pero que tienen más repercusión que muchas manifestaciones que los medios de comunicación se niegan a cubrir. Me gusta porque el cine es cultura y con sus ideas, con sus historias, con su imaginación, con esa manera tan especial de contar las cosas, pueden lograr abrir nuestras mentes, transportarnos a otros mundos y enseñarnos a crear algo mejor y creo que hay que apoyarlos para que puedan hacerlo bien. Me gusta, porque es una noche para el cine español y a mí me encanta.

        De todos modos, no es de eso de lo que hoy quiero hablaros, sino del gran tema de los últimos días, junto al de la Infanta (del que me da miedo incluso opinar, porque creo que no podría contenerme), la ausencia de Wert en el homenaje al cine español por excelencia.

      “¿Desenmascarará la sociedad a Chance, o es Chance el que está desenmascarando a la sociedad?  ¿Se descubrirá que es un retrasado mental, o su irresistible ascensión continuará hasta hacer irónicamente realidad ese aserto según el cual cualquier estadounidense puede ser presidente?”Estas y otras preguntas plantea Martín Casariego en el prólogo del libro Bienvenido Mister Chance (Desde el jardín) de Jerzy Kosinski. Ayer, me planteé algunas preguntas muy parecidas y no he podido evitar buscarlo y volver a repasar las páginas de una novela que me hizo reflexionar acerca de la responsabilidad de políticos y ciudadanos.

        Este libro se puede leer en un par de horas, pero te puede hacer pensar durante días. Ayer, cuando estaba viendo la gala de los Premios Goya y escuchaba en los discursos las quejas de los actores por la ausencia de Wert, me di cuenta de que al final nos están desenmascarando a nosotros. ¿Qué clase de democracia tenemos que un político se niega a dar la cara y no le hacen dimitir? Si ya están cansados de abucheos y de escuchar verdades, ¿por qué no se marchan? Deberíamos de hacernos algunas preguntas, porque es MUY GRAVE que un político no dé la cara ante las decisiones que toma, no asuma las consecuencias, no se enfrente a las críticas… Si ellos mismos están avergonzados de sus actos y no tienen argumentos para defenderlos, ¿cómo deberíamos de estar nosotros que somos los que los sufrimos? Quizás ha llegado el momento de tomar las riendas y desenmascarar a aquellos que no se merezcan el respeto de los ciudadanos, pero mientras tanto, yo seguiré agradeciendo que haya personas que tienen más eco que yo que se quejen públicamente de la injusticia del IVA cultural o de la crueldad de la ley del aborto y que recuerden a todos aquellos que mantienen el peso de la crisis sobre sus espaldas: sin trabajo, sin casa, sin voz y algunos incluso sin esperanza.

Para terminar, os dejo un enlace donde podréis repasar la gala, por si alguno no aguantó hasta el final:

Los Goya

Anuncios

2 pensamientos en “Los Goya y Wert, el desencuentro

  1. Vaya un ministro sinwertguenza, ole por Javier Bardem y los demas compañeros de profesión,cuando la TDT party los critica es por que algo deben estar haciendo bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s