El precio de la superación

       Imagen  El  5 de febrero murieron quince HUMANOS en el mar (Ibrahim Keita, Armand Debordo Bakayoko, Oumar Ben Sanda, Ousman Kenzo, Yves Martin Bilong, Daouda Dakole…).  Inmigrantes en busca de una vida mejor. La mayoría eran de Camerún y ninguno superaba los 26 años. Intentaban llegar a Ceuta a nado desde Tánger. La Guardia Civil y unas bolas de goma se lo impidieron.

        Desde que leí esta información no puedo dejar de imaginar algunas cosas. Imaginé a mis amigos siendo disparados con pelotas de goma al bajar del avión en Inglaterra, Francia o Alemania. A otros les ocurría al llegar a Argentina, Chile, México. Conozco a varios que se fueron a EE.UU y Canadá a buscarse las habichuelas, como solemos decir vulgarmente, incluso han tenido que casarse con más celeridad de la habitual para no tener problemas con los visados y corrían la misma suerte. Imaginé que me llamaban para decirme que habían fallecido en el aeropuerto o junto a la frontera, porque el país al que iban no les ha dado los medios para poder sobrevivir, para llegar a su destino y la rabia me mataba por dentro solo con ese pensamiento. ¿Qué deben de estar pensando las familias de todos estos jóvenes que han perecido en su intento de mejorar su vida y las de sus familiares?  

        Repatriaciones ilegales, vallas  mortales en las fronteras, disparos con pelotas de goma…  ¿Pueden comprenderlo? Yo no. No puedo, entre otras cosas, porque conozco a tantísima gente que ahora mismo ha tenido que hacer lo mismo, que no entiendo ese rechazo por acoger aquí a otros, que además vienen de países que están peor que el nuestro. Han invertido todo lo que tienen en este viaje a la nada y seguramente no tengan un camino de retorno como en nuestro caso, a la casa de nuestros padres o abuelos.

        Todos hemos escuchado mil veces que España es un país de emigrantes, pero parece que lo olvidamos consintiendo acciones tan brutales como las que están ocurriendo en nuestras fronteras. Acalladas por los medios de comunicación e ignoradas por la ciudadanía en general, me asusta que puedan pasar estas cosas y que nadie se escandalice. Ramón Muñagorri, abogado y secretario de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, cree que: “es indudable que en estos momentos una de las coartadas del sistema es generar una especie de enfrentamiento entre los excluidos de aquí y de allí, argumentando que no podemos ayudar a África cuando tenemos pobreza aquí, diciéndonos que primero van los nuestros y después los otros”. Leo esto y me sigo preguntando, ¿entonces en Alemania, Francia EE.UU. o Argentina tienen derecho a maltratar a nuestros compatriotas también? Si primero son ellos, podrán explotarlos, humillarlos e incluso matarlos y no tendremos derecho a decir nada. ¿Qué clase de globalización es esta? Globalizamos la economía para poder explotar a unos, sangrar a otros, engañar a los de aquí y a los de allá, pero no ayudar a ningunos… (a no ser que se trate de banqueros, reyes o políticos corruptos) ¿Qué clase de sociedad es esta?

        En 2012, 54.912 españoles emigraron y solo puedo pensar: menos mal que nadie les puso las cosas tan difíciles en los países a los que fueron. No somos conscientes de lo que supone que se estén marchando los inmigrantes y los españoles del país y las pérdidas económicas que vamos a sufrir por ello, si se conociesen, quizás hasta potenciaríamos la inmigración en España.

         Desde aquí mi apoyo y solidaridad con los que vienen y con los que se van y, sobre todo, para los que se quedaron en el intento, porque aunque ellos no fueron mis amigos, imagino que fueron de otros muchos que hoy están llorando su pérdida. 

Anuncios

2 pensamientos en “El precio de la superación

  1. Pingback: Crónica de una muerte utilizada | Vivir entre costuras

  2. Pingback: Queridos Reyes Magos… | Vivir entre costuras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s