Marchas por la dignidad

1395529347964arriba-galc4

PAUL HANNA (REUTERS)

        Cuando decidí ser periodista, imaginé una profesión llena de aventura, de crítica social, de retos y desafíos. Pronto me di cuenta de que estaba muy equivocada. No fue necesario que saliese de la facultad para darme cuenta de que bajo esa gran mentira de la objetividad, solo se escondía la protección hacia las ideas imperantes. Si intentabas decir lo que otros no decían, no estabas siendo objetiva. Si intentabas aclarar lo que querías decir en una noticia que daba ciertas cifras no estabas siendo objetiva. Lo principal era no meterte con lo que la mayoría piensa (o le han hecho pensar) y aclarar lo menos posible lo que querías decir.

Ahora que he descubierto que la gente quiere leer sobre moda, deporte, amor o ver fotografías, porque los que escriben no quieren hacerlo sobre cosas que supongan enfrentarse a nada, ni a nadie. Ahora que veo que esa función social que se supone que debe de hacer mi profesión es prácticamente inexistente, tengo claro que la idea con la que yo estudié periodismo es una utopía. Prueba de ello es la bochornosa información publicada hoy por los medios de comunicación españoles sobre las MARCHAS POR LA DIGNIDAD.

        Ayer se produjo en España un hecho histórico. Columnas con miles de personas procedentes de todos los rincones de España se concentraban en la capital para exigir que sus derechos fundamentales se cumplan: su derecho a un trabajo digno, a una vivienda, a la libertad de expresión, a la sanidad y la educación pública y gratuita, etc.  A esas personas, que REIVINDICAN ni más ni menos, lo que es SUYO POR DERECHO, llevan días insultándolos en televisión nuestros gobernantes, llamándolos fascistas, radicales, terroristas… Como tantas otras veces. Y me indigna que ellos lo hagan, pero todavía me preocupa más que los medios de comunicación repitan una y otra vez esas declaraciones  sabiendo que dejan un sedimento en la sociedad que hace que muchas personas se lo crean y acaben desacreditando movimientos tan importantes, necesarios y respetables como el de ayer.

     Amigos, familiares, conocidos, compañeros y vecinos formaron parte del movimiento 22M, MARCHAS POR LA DIGNIDAD.  Fueron a luchar por sus derechos y por los del resto de millones de personas que no fueron, por ello merecen mi respeto y el de todos. Sin embargo, parece que no merecen el de los medios de comunicación que solo dedicaron unos minutos en los telediarios una vez que hubo problemas con la policía. ¿No era noticia que millones de personas estuvieran en Madrid quejándose contra las políticas a las que les están sometiendo? ¿O es que dar esa noticia suponía poner en tela de juicio esas políticas y no querían? Sin embargo, es noticia y muy sonada, los disturbios con la policía, que cargaron contra los manifestantes cuando escucharon unos petardos y cuando intentaron acampar pacíficamente, ¿Por qué? Quizás es porque así refuerzan todas esas ideas de radicales, de gente de ultra izquierda, de perro flautas que quieren sembrar nuestros políticos en nuestras cabezas.

        Así de triste es. Los medios de comunicación, aquellos que nos dicen qué comprar, cómo vivir y, por supuesto, qué pensar, lo tienen claro, ¿y nosotros? ¿Sabemos que utilizan cortinas de humo para no tener que hablar de lo que no quieren? Llevamos dos días escuchando noticias sobre Suárez, un político que lleva muchos años retirado de la vida pública y gravemente enfermo, sin embargo, oportunamente, su hijo declara que su muerte es inminente cuando los médicos dicen que no entienden por qué ha declarado eso. Y hoy, el clásico, el fútbol siempre tan acertado…

       De una manera u otra, ayer se hizo historia. Aquí apenas unas decenas de personas lo leerán, pero como periodista, como aquella periodista que me gustaría ser, debo contarlo. Ayer lemas como: “¡Vecino despierta el paro está en tu puerta!” “¡Arriba, arriba vamos todos a luchar que se metan por el culo la reforma laboral!” “¡Menos crucifijos, más trabajo fijo!” “No al pago de la deuda”, “Ni un recorte más”, “Fuera los Gobiernos de la troika” “Pan, trabajo y techo”, entre otros, pusieron la música a una jornada llena de emoción, de esperanzas, de fuerza y de lucha. Porque esa es la semilla que debemos de sembrar, la de la conquista de derechos, la de no retroceder. No debemos dejarnos amedrentar por aquellos que son nuestros sirvientes, nuestros empleados, aquellos a los que les pagamos nosotros, a los que les votamos, nosotros tenemos el poder.

         Las marchas de la dignidad contaron con más de un millón de asistentes, algunos medios de comunicación aseguran que había dos millones. Fue reforzada con la llegada de 750 autobuses, según la organización, algunos de los cuales fueron parados temporalmente y sometidos a registros por parte de efectivos de la Guardia Civil y aunque terminó con cargas policiales, en las redes sociales se pueden leer los mensajes de apoyo y de orgullo hacia los participantes, que han sido ejemplo de coraje y saber estar.

        Espero que pronto los políticos presten atención al clamor de un pueblo que solo pide justicia. Para terminar, os dejo algunas imágenes de ayer.

el diario

Fuente: el diario

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

5 pensamientos en “Marchas por la dignidad

  1. Pingback: Marchas por la dignidad | Espacio de pilar

  2. Pingback: Crónica de una muerte utilizada | Vivir entre costuras

  3. Pingback: Resaca electoral | Vivir entre costuras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s