Crónica de una muerte utilizada

ojo por ojo        En este post quiero comentar y analizar el revuelo mediático y político que ha creado la muerte de la Presidenta de la Diputación de León, pero no sin antes denunciar públicamente este y otros tipos de violencia. Desde aquí mi más sentido pésame a la familia de la fallecida, ya que no hay ningún acto que justifique la muerte de un ser humano.

       Conocida la noticia del asesinato de Isabel Carrasco (Diputada del PP, con una larga trayectoria política e imputada por malversación de fondos) a manos, presuntamente, de una madre y una hija militantes del Partido Popular, las redes sociales empezaron a arder. Cientos de ciudadanos expresaban su opinión en torno a la muerte de la mujer. La mayoría de ellos no mostraban un ápice de compasión, sino que no se extrañaban de lo ocurrido. Había algunos que incluso hablaban de un incremento del empleo, ya que  Carrasco ocupaba 13 puestos de trabajo con sus 13 sueldos (en contraste con los 6 millones de parados del país). Ante esto, los políticos y los medios de comunicación ponían el grito en el cielo. Denunciaban públicamente la persecución a la que dicen estar sometidos y culpaban a la libertad de prensa y a los movimientos en protesta de las políticas gubernamentales de la muerte de la diputada, obviándose en muchos medios de comunicación, que la presunta asesina era miembro del Partido Popular, incluso había formado parte de las listas en las elecciones de 2007.

        Cuando yo vi esta agitación pensé que pedirían a los medios de comunicación que dejaran de hablar del tema (censurarían como hacen en muchas ocasiones, presuntamente), para no crear alarma social, para no dar ideas ante las desesperación de miles de familias, pero nada más lejos de la realidad. El Partido Popular, en medio de unas elecciones Europeas, ha visto un filón de oro en la muerte de su compañera, utilizándola para relacionar los “escraches”, las manifestaciones, las críticas en las redes sociales, las protestas sociales en general, con el asesinato y así dejar a media España como culpable de lo ocurrido.

        Han acusado a todos aquellos que escribieron en Internet de insensibles, inhumanos, faltos de compasión… Y entonces, yo he
recordado todos los suicidios, de los desahuciados. También he visto de nuevo las manos manchadas de aquellos hombres y mujeres encerrados en fábricas que ahora cobran la mitad en los puestos de trabajo en los que se dejan la vida. He recordado a todos esos niños que no gozan de una educación como se merecen y todos los enfermos que mueren esperando una operación, o aquellos que después de llevar toda una vida trabajando no les llega la pensión para pagar los medicamentos. He recordado a todos los titulados que están fuera de su país pasándolo francamente mal, para poder mantenerse, ni siquiera para poder ahorrar y volver. He tenido un pensamiento para los dependientes, que ahora lo son muchísimos más, arrancándoles lo mínimo, que es derecho a unos cuidados dignos. He pensado en todas las mujeres que murieron a manos de médicos u otros “profesionales” cuando se realizaban abortos a escondidas y en las que morirán en un futuro no muy lejano… Y también me ha venido a la cabeza como los que aprueban estas leyes son pillados una y otra vez con el micro abierto y como se les escucha decir cosas como: QUE SE JODAN. ¿Eso es compasión?poder-ciudadano-caricatura-2012

        Los ciudadanos españoles no somos culpables de la muerte de Isabel Carrasco, lo es la persona que empuñó el arma, por mucho que nos hayamos manifestado, o por mucho que hayan escrito bromas en Internet sobre su fallecimiento. Sin embargo, la clase política sí es culpable de todo lo que he enumerado en el párrafo anterior. ¿Y nos piden compasión? ¿Qué deberíamos de pedir nosotros?

        No le deseo nada malo a nadie, no quiero violencia en las calles por las que ando, ni siquiera la quiero en los países en los que nunca he estado. Soy amante de la vida, de la libertad, de la paz, de la justicia, de la igualdad… Sin embargo, no puedo extrañarme de la poca compasión mostrada hacia la muerte de esta señora, porque ellos no tienen ninguna hacia ningún ciudadano que conozco.

        En mi opinión, lo único que están haciendo es demagogia a partir de la muerte de su compañera, a la que los que más le están faltando el respeto son ellos, intentado utilizarla como arma electoral y como medio para recortar la libertad de expresión. Y denuncio, una vez más, todas LAS POLÍTICAS que están realizando QUE SÍ QUE NOS AFECTAN A TODOS Y QUE SÍ QUE SON CARENTES DE COMPASIÓN ALGUNA.

IMG_7591ssss

Anuncios

Un pensamiento en “Crónica de una muerte utilizada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s