El des-precio del dinero

 
viñeta   Las mejores conversaciones surgen en los lugares y con las personas menos esperadas. En una de mis visitas a Madrid, tuve un interesante debate con un taxista sobre la situación que estamos padeciendo y los culpables de la misma. Discrepábamos en casi todo, menos en una cosa: Si el problema es el dinero, ¿por qué no imprimen más billetes? Es una conclusión absurda, puede parecer chistosa a primera vista, sin embargo, tiene mucha más lógica de lo que yo creí en ese momento.

         He crecido, como todos los que estáis leyendo este post, en una sociedad en que la que se puede dudar de todo menos de la supremacía del dinero. Sin dinero, no eres nada. Somos muchos los titulados que estamos cansados de escuchar frases como: “Tanto estudiar, ¿para qué?”.  Y a ti te entran ganas de contestar: “Para saber más que tú, aunque a la vista está  que eso es fácil”, porque como no tienes un gran salario consideran que tu esfuerzo no ha valido de nada. Lo mismo ocurre con los artículos de consumo. La gente los valora por su precio. La mayoría no entendemos de tejidos o calidades, sin embargo, vamos a por las marcas confiando en que son mejores productos, cosa de la que las propias marcas se aprovechan engañando en la mayoría de las ocasiones a sus clientes, puesto que su meta es vender a precio alto, productos a bajo coste para sacar el máximo beneficio.  De hecho, se producen en lugares como Bangladesh en las peores condiciones… Es tan grande la importancia del (des)precio de los objetos, que hemos olvidado el (gran) valor sentimental que puede tener para algunas personas ciertas cosas. Por ejemplo, este sábado llevé un vestido que mi abuela cosió hace 47 años para mi madre, cuando se lo dije a algunas personas me dijeron: “¡Pero cállate!, que eso no lo sabe nadie, tú di que te lo has comprado en alguna tienda importante”. Y yo indignada y sorprendida contestaba: “¡Para mí es un orgullo llevar algo que ha realizado mi abuela, no tengo por qué mentir!” Sin embargo, la mayoría de la gente da más importancia a una etiqueta colgando con una cifra en euros.

        Sí, para ser el algo en la vida solo importa que ganes mucho dinero. Aunque seas el mejor trabajador del mundo, la sociedad solo te valorará por el precio que una persona ajena y  seguramente desconocedora de tus cualidades haya puesto a tu trabajo. Solo serás importante si te compras coches caros y luces marcas, de ahí que haya personas que por aparentar ese estatus se vean arruinadas. Y entonces llegamos a la conclusión de que si solo serás respetado si creen que tienen una billetera repleta: ¿Para qué estudiar?, ¿para qué ser honrado?, ¿para qué sacrificarte por tu familia o amigos?, etc.chiste+el+roto+dinero+una+sola+idea+ene+12

        Como no empecemos a despreciar el dinero y ponerle un gran valor a todas esas cualidades que no son cuantitativas, sino cualitativas, estamos perdidos. ¿Por qué no imprimen más billetes? Además de las cuestiones puramente económicas de bolsa y cosas así que no entiendo para nada, porque si lo hicieran “ellos” esos que dominan el mundo, dejarían de ser importantes. Somos nosotros los que provocamos esa falta de decoro, de valores, somos nosotros los que los colocamos en una peana que no les corresponde  y les permitimos que tengan el poder tan solo, porque tienen más dinero. Somos nosotros los que tenemos que tomar conciencia y darnos cuenta de que es el ansia de dinero (que por otro lado es imprescindible no para vivir, sino para sobrevivir porque ellos así lo han querido), lo que nos pone en sus manos.

        Dice Gorki en La Madre: “Cuando el pueblo sea libre, él mismo verá lo que sea mejor hacer. Le han metido en la cabeza demasiadas cosas que no quería: es bastante. Que vea todo por sí mismo. Quizá querrá rechazarlo todo, toda la vida y todas las ciencias; quizás vea que todo ha sido dirigido contra él, como por ejemplo, el Dios de la iglesia. No tenéis sino poner todos los libros entre sus manos, y él responderá por sí mismo”. El dinero está destruyendo el mundo. Unos matan por lograrlo, otros trabajan como animales para poder conseguirlo y tan solo sobrevivir, porque ni lograrán una vida tranquila, aunque son los más dignos. Cuando se creó el dinero comenzaron los problemas de la humanidad. No digo con ello que haya que eliminarlo de nuestro sistema, pero sí debemos empezar a  despreciarlo, porque será la única manera de crear una sociedad más justa, menos violenta y menos desgraciada para la mayoría de la humanidad. 

Para terminar un bonito poema de Francisco de Quevedo y un par de viñetas más sobre el tema que nos ocupa:

Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Son sus padres principales,
Y es de nobles descendiente,
Porque en las venas de Oriente
Todas las sangres son Reales.
Y pues es quien hace iguales
Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

¿A quién no le maravilla
Ver en su gloria, sin tasa,
Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla?
Mas pues que su fuerza humilla
Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

                                            Francisco de Quevedo

1_2009_1238web falsificacion-dinero IMG_6349

155511_10151138815977909_955944565_n

Anuncios

2 pensamientos en “El des-precio del dinero

  1. Sinceramente, muy acertada reflexión, seguiré esperando el dia en que pueda discrepar enérgicamente y debatir algún tema desde el lado opuesto 😉

    Pienso igual que tú en que en esta sociedad consumista (de absolutamente todo) se le da una especial importancia al dinero desde muchos puntos de vista tal y como comentas. Y el “y yo más” necesita de un índice mesurable que en este caso es el archiconocido don Dinero.

    Es muy triste ver como se va perdiendo el apego ya no tan solo a personas que han influído notablemente en cada uno, sinó también a hechos u objetos que fueron “conquistados” por esas mismas personas importantes, con mucho esfuerzo y sacrificio; y que para ellas son vistas como algo más que un triunfo personal ireemplazable. Aunque más triste es aún ver como se desechan aquellos triunfos personales, por banalidades como “-Aunque este va bien, el otro es más nuevo “…

    Como se conoce en la cultura popular, “No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s