Un único deseo: cambiar el mundo

IMG_5363        Durante este fin de semana no he parado de pensar en qué debería de pedir al soplar las velas de la tarta de cumpleaños y me he descubierto que conforme está el mundo hay demasiadas cosas que pedir como para poder concentrarlas todas en un solo deseo. Pero anoche, después de escuchar en “La Sexta Noche” a Inda y Marhuenda defender los paraísos fiscales, la corrupción, la desigualdad y otro sin fin de cosas que nos aplastan en el día a día, me he dado cuenta de que no son deseos cumplidos lo que necesitamos, sino conciencia de quién somos, hacia dónde vamos, qué es lo que debemos hacer para mejorar y dejar de escuchar a sin vergüenzas como estos que trabajan para un poder establecido que no quiere que nada cambie. Sin magia, sin trampas, solo con nuestra fuerza, nuestra preparación, nuestra honestidad, valores  y principios podemos cambiar el mundo. Hoy os dejo varios fragmentos de uno de esos libros que, en los tiempos que corren, debería de ser de lectura obligatoria y que con pocas palabras nos cuenta dos verdades: no les importamos y eso debe cambiar.

¡¡¡Cojan asiento  y disfruten!!!

  “Una sociedad que considera al hombre como un instrumento para enriquecerse, es antihumana, y nos es hostil; no podemos aceptar su moral, hipócrita y embustera. Su cinismo y su crueldad hacia la persona humana nos repugna; queremos luchar, lucharemos contra todas las formas de servidumbre física y moral del hombre hacia semejante sociedad, contra todos los procedimientos, por medio de los cuales se le aplasta en provecho de la ambición. Nosotros, obreros; nosotros, cuyo trabajo ha creado todo, desde las máquinas gigantescas hasta los juguetes de los niños; nosotros, a quienes se ha privado del derecho de luchar por nuestra dignidad humana, y cada uno se arroga el privilegio de hacer de nosotros instrumentos para alcanzar su objetivo, nosotros queremos ahora tener la libertad suficiente para que, con el tiempo, nos sea posible conquistar el poder. Nuestra consigna es sencilla: Todo el poder para el pueblo. ¡¡Trabajo para todos!!

[…]

Nuestros mandatarios están muy lejos de ser tan fuertes como se figuran. Los bienes que amansan y protegen, sacrificando a los millones de seres que han esclavizado, está misma fuerza que les da poder sobre nosotros, provocan entre ellos roces y antagonismos, y los arruinan física y moralmente. La propiedad exige una tensión demasiado grande para su defensa, y en realidad, vosotros, nuestros amos, sois más esclavos que nosotros, que sólo lo somos corporalmente, mientras vosotros lo sois en el espíritu. No podéis liberaros del yugo de las convenciones y costumbres que os matan moralmente.

[…]

No tenéis ya a nadie que pueda luchar ideológicamente en nombre de vuestro poder; habéis agotado ya todos los argumentos capaces de protegeros contra el asalto de la justicia histórica; no podéis crear nada nuevo en el dominio de las ideas; sois intelectualmente estériles. Nuestras ideas progresan en claridad, se apoderan de la masa del pueblo y la organizan con vistas a la lucha por la libertad. La conciencia de la gran misión de la clase obrera une a todos los trabajadores del mundo en una sola alma, y no podéis detener el proceso de renovación de la vida, más que con la crueldad y el cinismo”.

La Madre

Máximo Gorki

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s