Microrrelato: Destino

IMG_9294_copy

Cuando se levantó fue como si la fuerza centrífuga que había producido pudiese cambiar el mundo. Llevaba demasiado tiempo parado, esperando que algo ocurriese. Los años pasados  parecían una eternidad; no veía canas en sus cabellos, ni arrugas en sus manos, pero el corazón cada día le latía más lento. Decidió hacerse dueño de su destino. Apagó el televisor y comenzó a actuar. Al principio se sentía perdido, ya no recordaba lo que era pensar por sí mismo. De pronto no sabía qué le gustaba, llevaba tanto tiempo comprando lo que los otros tenían que ya no tenía identidad. No conocía el valor de las pequeñas cosas. Desorientado, confuso, sin ayuda cogió el timón de su nueva vida y lo condujo por unas aguas diferentes que lo llevaron a un puerto más seguro. Parecía imposible pero lo hizo, cambió todo, cambió su rumbo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s