Sobre pitadas y otros cuentos…

sobre+la+libertadHace diez días del final de la Copa del Rey y los mensajes sobre la más que famosa pitada siguen en Facebook y yo no salgo de mi asombro. Quería obviar el tema, pero me resulta imposible. No conozco los motivos por los que se produce esa pitada, no puedo opinar sobre las reivindicaciones independentistas de esos equipos o sobre su ideología. Como la mayoría de los españoles, no sé los detalles históricos sobre su identidad y sobre lo que no sé, procuro no manifestar mi opinión. Sin embargo, hoy me voy a atrever a opinar sobre el revuelo causado por esa pitada y los beneficiarios de ello.

Realizando un repaso rápido por la actualidad de los últimos 7 días me encuentro con situaciones como:

– Gobiernos sin formar en la mayoría de las comunidades autónomas de España.

– Leyes que prohíben publicar informaciones sobre casos de corrupción (censura).

– Casos de muertes de periodistas cerrados sin terminar las investigaciones y sin culpables.

– Más imputaciones por casos de corrupción.

– Denuncias de tratos vejatorios en medios de comunicación de Castilla la Mancha (más censura).

– El FMI pidiendo que nos estrangulen más.

– En educación: selectividad, últimos exámenes de los grados, oposiciones, oferta de las universidades, quejas por las becas, etc.

– En sanidad: denuncias varias…

– Otros triunfos deportivos.

– Avances científicos.

-ETC, ETC, ETC.

        Sin embargo, de todo esto veo poco o nada en las redes sociales.

      Da igual que los hospitales se nos caigan a trozos (literalmente), que nuestros padres no tengan buena asistencia médica y nuestros hijos pierdan día a día la posibilidad de tener una beca. Que la investigación esté completamente denostada y que vivamos en un país en el que el Gobierno aprueba leyes propias de una dictadura, para que la información sobre sus casos de corrupción, sobre los robos que hacen no sólo de nuestro dinero, SINO DE NUESTRO FUTURO, no salgan a la luz. Aquí, lo que nos importa y lo que más nos define es una canción y un trozo de tela. ¿En serio? ¿No estáis de broma?

frase-si-no-creemos-en-la-libertad-de-expresion-para-la-gente-que-despreciamos-no-creemos-en-ella-para-noam-chomsky-195689

        En mi opinión, estamos un poco perdidos. La “marca España” no es ni los colores, ni la musiquita (que me dan exactamente igual, me pueden poner la que tengo o la bandera con una foto de la Esteban y la música de Kiko Ribera de fondo, que quizás nos pega más), es estar en las portadas de los periódicos internacionales por las pésimas condiciones laborales a las que nos someten. Es tener millones de casas vacías por un boom inmobiliario que ha destrozado parte de nuestro mayor tesoro: nuestras playas y que nos ha llevado a la ruina. Es ser famosos por tener una monarquía rodeada de corrupción y un Gobierno de la misma calaña. Somos portada por los casos de pederastia, por tener que dejar los comedores abiertos para garantizar que todos los niños coman. Somos, perdonar que os lo diga, el culo de Europa en casi todo según las estadísticas. ¡Ah, no! ¡Disculpar! En consumo de drogas creo que estamos en el pódium. ¿Y solo nos indignamos y protestamos a gritos por una pitada?

        Los medios de comunicación, ¿cómo no? Han aprovechado bien el tirón. Minutos y minutos han malgastado con el tema. ¡Los políticos han puesto el grito en el cielo! Decían que eso constituía un delito grave (robarnos los millones a puñados no). Mientras el grueso de la población entretenida debatiendo sobre si deben o no jugar esos equipos la competición a la próxima… y entre cortina y cortina de humo, cientos y cientos de noticias que de verdad nos influyen que van al cubo de lo jamás contado, jamás comentado, jamás debatido, que es lo que les interesa a los piratas que nos gobiernan.

images

        Una vez leí una frase que me hizo pensar que al final voy a ser la más patriota de todos, a pesar de no indignarme cuando piten el himno (que no es más que un acto de un país en el que existe libertad de expresión): “Hay para quienes ser patriota es defender un trapo o un himno. Esa España cabe en un cajón, la mía no tiene fronteras”. Cuando tenga esa España sin fronteras, esa España que sea internacionalmente conocida por los logros, derechos y calidad de vida de los ciudadanos, me preocuparé de cuál es la canción que me representa. Mientras, espero que no sigamos cayendo una y otra vez en la trampa de hablar de lo que no nos interesa, nos influye, ni nos afecta.

images (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s