No son refugiados, son víctimas

¿Por qué seguimos llamándolos refugiados si es lo que les negamos?

No son refugiados, son supervivientes, luchadores, son familias nómadas en la actualidad, son maltratados, son VÍCTIMAS. Primero de una guerra injusta, luego de una sociedad cruel, ahora de enfermedades, mercantilismo, mafias y quién sabe cuántas cosas más. Deberíamos de ser más honestos en los medios europeos y llamarlos: rechazados, por ejemplo. Por otro lado, deberíamos de dejar de llamar Unión Europea, a lo que tenemos,  porque suena a un proyecto de cooperación internacional, de fuerza conjunta, pero ha demostrado estar muy lejos de ello. Podríamos cambiarle el nombre por “Grupo de mercenarios europeo” o algo por el estilo, sería más adecuado.

Es lamentable. Es triste e inexplicable que podamos grabar la desgracia y enviarla vía Internet, pero no podamos dar solución al drama humano que estamos presenciando. ¿Una sociedad avanzada? ¿El primer mundo? Señores, aquí se está matando a gente y las calles no están llenas de manifestaciones para defender a esos pobres niños que todavía no alcanzan a entender por qué tienen tanto frío, hambre, o por qué sus padres ya no los acompañan en el viaje.

Casi 400 niños han muerto huyendo de la guerra desde la fatídica imagen de Alayn, ¿esos niños no nos importan? Mañana podríamos ser nosotros. No sabemos si nuestro territorio puede ser objetivo de intereses geoestratégicos y vernos en la misma situación, o vernos envueltos en cualquier otro conflicto y tener que huir con las pocas pertenencias que podamos transportar, con nuestras familias y con el miedo, el frío, la angustia, la rabia e impotencia, los recuerdos de la tragedia a nuestras espaldas…

Todos hemos sufrido alguna vez la sensación de estar perdidos, ya sea en una ciudad, o cuando éramos niños, o pensando en nuestro futuro. Esa incertidumbre que presiona el pecho y hace que todo tu mundo se tambalee. Multipliquémoslo por 1000 y estaremos todavía lejos de entenderlos. Es imposible imaginar lo que están pasando. Enfangados, solos, sin información, sin futuro, sin casas y lo único que se le ocurre a la Unión de Mercenarios es pagar para que Turquía se encargue. La firma de este acuerdo vergonzoso no garantiza los derechos de los refugiados en el país de acogida. ¿Humanos? No, estamos más cerca de ser el eslabón perdido que una especie desarrollada. ¿En manos de qué clase de gobernantes estamos? ¿Cómo nos gustaría que140312mafalda gestionasen el problema si fuéramos nosotros las víctimas? ¿Cómo podemos dormir sabiendo que a pocos kilómetros se está dejando morir a miles de personas? Cuando las próximas generaciones estudien esto en el colegios, ¿qué les diremos que hicimos ante tal drama? NADA. Crearemos a unos jóvenes insensibles, egoístas que verán normal la desgracia ajena, como normal nos están haciendo creer que es masacrar a un pueblo, primero con una guerra y después con la negativa de asilo. Que no nos engañen, vivimos en un mundo que se puede llamar de cualquier manera, menos desarrollado. ¿De qué sirve poder documentar y conocer lo que está pasando si miramos hacia otro lado?

Como diría Mafalda, ¡que paren el mundo que yo me bajo! No quiero ser cómplice de tantos asesinatos.

 Os dejo un par de enlaces sobre el drama humano de los refugiados:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s