¡¡Que vienen los malos!!

Apenas unas horas después del anuncio de la posible convergencia entre IU y Podemos miedo_al_cambiopara las elecciones, la derecha mediática se ponía manos a la obra. Sembrar el terror, difamar y tergiversar parecían ser las instrucciones inmediatas. ¡¡Ayer sentí miedo!! Pero no porque la verdadera izquierda esté llegando a un proceso de madurez y raciocinio y vaya encaminada a la unión que tantas veces hemos proclamado necesaria. Sino por el mensaje casi amenazante y desafiante de toda la derecha política en televisión (el pequeño dictador que todos tenemos metidos en casa). Sentí miedo de que hablen de comunismo o comunistas como si se tratara del mismísimo diablo o de que ahora la palabra “izquierda” siempre vaya acompañada de “radical”. Siento miedo, porque sé que les funciona, que decir que una persona es “radical” connota aspectos negativos. Sin embargo, los que nos consideramos dentro de ese grupo que ellos denominan radicales, creo que no nos podemos considerar, en absoluto, personas opuestas a la formación de una sociedad pacífica, justa, igualitaria y, sobre todo, llena de humanidad. Cosa que esos que nos intentan despreciar, perdieron hace tiempo.

Es increíble que después de estar robándonos, no a manos llenas, si no a sacos llenos; después de engañarnos y pasarse las propuestas de sus programas políticos por el arco del triunfo durante 40 años; después de privatizar y destrozar gran parte de nuestra sanidad y educación pública; después de censurar medios de comunicación, crear leyes mordaza, apalear a los que no piensan como ellos; después de dejar en paro a 5 millones de personas, de rebajar nuestros derechos laborales al punto de que una operación puede ser motivo de despido, de relegar de nuevo a la mujer al hogar y a la dependencia económica; después de haber eliminado prestaciones sociales que ayudaban a los más desfavorecidos, que fomentaban la natalidad, que apoyaban a las mujeres maltratadas, a los niños con discapacidades, a los abuelos con dependencia; después de congelar las pensiones e incluso, en la actualidad, de insinuar que es necesario bajarlas, etc., parece mentira, que después de todo, resulte que los malos son los otros.

dignidadAdoptar una actitud crítica frente al televisor no es fácil. Ese compañero de viaje lleva indicándonos qué comprar, cómo vivir y a quién respetar o idolatrar, desde que nacemos. “¿Que roban? ¡Qué más da! Tienen coches caros, quiero ser como ellos”. Ese es el mensaje. “Seguir votando a los mismos, es peor lo que viene, aunque no lo hayas probado. Que te sigan explotando, robando, humillando, engañando los mismos, más vale lo malo conocido” Ese es el otro mensaje. ¿De verdad es eso lo que más nos conviene? El cambio crea incertidumbre y ellos (la derecha política (PP, CS, PSOE..) y mediática)  saben muy bien cómo aterrorizar al personal. Pero también crea nuevas políticas, iniciativas diferentes, ilusión… Es hora de probar, porque unidos sí se pueden cambiar las cosas y vencer la balanza a nuestro lado.

¡Basta ya de insultarnos e injuriarnos! Son ellos los LADRONES, MENTIROSOS, CENSORES, OPRESORES, SON LOS QUE NOS ASFIXIAN CON LOS PRECIOS, LOS IMPUESTOS, LA FALTA DE AYUDAS, LOS BAJOS SALARIOS, EL PARO, LOS DESAHUCIOS, LAS TASAS DE AUTÓNOMOS, LAS PENSIONES RIDÍCULAS, EL COPAGO, LA EDUCACIÓN Y LA SANIDAD DEFICITARIAS… ¿Y resulta que la radical mala soy yo? No, perdonen señores, en lo único que soy radical es en la defensa de los derechos de la ciudadanía y en la oposición que hago ante la mayoría de sus políticas. Soy radical en la lucha por igualdad real entre todos los seres humanos, en la pelea por una educación de calidad que nos garantice un futuro digno, en el trabajo por una sociedad en la que todos tengamos cabida, en todo eso SÍ SOY RADICAL Y ME SIENTO MUY ORGULLOSA.

155511_10151138815977909_955944565_n

Anuncios

2 pensamientos en “¡¡Que vienen los malos!!

  1. Quienes consideran que el derecho a enterrar a un familiar dignamente es “abrir viejas heridas”, no han dudado en calificar este pacto con el enésimo adjetivo: “frentepopulismo”. No me cabe la menor duda de que el cierre en falso de la dictadura mediante la “modélica transición” tiene mucho que ver en esta polarización.
    Hoy me encontré un artículo de Vicenç Navarro con esta reflexión final: “La expansión ahora de tal alianza de todos estos partidos, incluida IU, ha creado un enorme pánico en las derechas (PP y C’s) y en el aparato del PSOE, los cuales ha respondido con el mismo eslogan que las derechas en España siempre han utilizado: la defensa de la “unidad de España” contra rojos y separatistas. La historia se repite, con la novedad de que esta vez la dirección del PSOE está en el otro lado del que estuvo en el 1936.”.

    Me gusta

  2. Según la “rae”, en una de sus muchas acepciones, radical significa -Partidario de reformas extremas. Y claro, después de tantos y tantos años construyendo esta sociedad en la que vivimos, en la que el pueblo parece que siempre ha de estar agradecido a sus mandatarios y tratarlos como semi-dioses y que además ha de competir y luchar entre sí para poder vivir dignamente; es cierto que pactos como el establecido entre IU y Podemos son radicales. Porque cambian las reglas del “juego” al que nos han acostumbrado desde la transición, y el cambio crea siempre incertidumbre y sobretodo provoca que se tenga que trabajar para aplicarlo… y en este país (por desgracia), ser un mandatario político no es sinónimo de trabajar para demasiados.
    Como bien comenta nemetonblog, la novedad de ver al PSOE en el lado “cómodo y conservador”, a mi parecer, es una triste novedad o, peor aún, una impresionante revelación de identidad. Un partido considerado durante tantos y tantos años como los defensores del trabajador llano que reaccione como lo está haciendo… da para pensar muuuucho. Y lo que más poderosamente me está llamando la atención son las reacciones que dentro del mismo partido están teniendo dependiendo de la autonomía en la que uno se hubique, ya que en mi caso (la valenciana), hasta día de hoy, la “filial” regional está buscando artimañas para desobedecer las decisiones provinientes de la central para poder seguir junto a sus aliados ideológicos, sean del color que sean. Y tal nivel de discrepancia entre tantas “filiales” (como la postura del PSC o la del territorio andaluz) no tiene pinta que acabe bien.
    Pero aún queda bastante hasta la nueva fecha de las elecciones, y como siempre, acabaremos saturados de información política… y eurocopa de fútbol cuando proceda, ¡por supuesto!.
    Pero espero y deseo que tanto las clases bajas, medias y las altas abran de una puñetera (y me he contenido) vez los ojos y se den cuenta de que: de seguir haciendo funcionar el sistema tal y como está planteado, nos vamos al garete. Porque si algo tengo muy claro es que el sistema funciona, y funciona muy bien; ahora, que sea útil para la sociedad en cualquiera de sus estratos… pues como que no lo veo.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s