Orgulloso de la Antropología. ¿Te han preguntado alguna vez para qué sirve la antropología?

Orgullo Antropológico

ORGULLO ANTROPOLÓGICO

Orgulloso estoy de estudiar antropología.

El otro día mientras me rebaneaba los sesos para comprender el sistema de Potlatch de los Kwakiutl del sur en la biblioteca de la universidad, me di cuenta de que estudio algo que al mortal común le sorprende y que a mi me encanta que le sorprenda. 

Definamos mortal común como aquellas personas que no conocen que es la antropología, ya que la mayoría de las personas desconocen cual es la labor de la antropóloga.

Después de leer a Malinowski y a Fredrik Barth, decidí salir de las sala en donde los cerebros son exprimidos, (la biblioteca) a fumarme un cigarro. Sí, fumo, pero sólo tabaco, que luego confunden a los antropólogos con fumadores de marijuana.

No me extraña que nos confundan con consumidores de opiáceos ya que a veces decimos unas cosas que son dignas de un buen canuto bien fumado, y ojo que…

Ver la entrada original 692 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s