Madrigueras, ejemplo de cooperativismo

Mi colaboración de este mes en el boletín Olmo Rojo.

Por Celia Carretero Cabañero

1277867_1397740740459594_1965480374_oEn la actualidad y, gracias a esos dogmas que un compañero nos recordaba que se reproducen en los medios, parece que solo la gran empresa de capital mereciera consideración y se ha impuesto como el modelo predominante en el paradigma económico mundial. Así han denostado otras formas de empresa como las cooperativas, relegándolas a un papel marginal. Sin embargo, en Madrigueras, son muchas las experiencias de cooperativas que han llegado a adquirir una grandísima importancia y que han demostrado que el cooperativismo es una alternativa viable y necesaria, sobre todo en los tiempos que corren.

Parece mentira que, a pesar de que las cooperativas en nuestra localidad han logrado un espacio representativo y rentable, todavía existan voces que intenten mancillar el papel que han jugado y juegan en nuestro micro sistema económico. Y es que, mientras que hablar de “emprender” y “salir de la zona de confort” está de moda, a pesar de que no son más que dos términos para enmascarar que nos tengamos que pagar nuestra propia seguridad social o emigrar; defender el cooperativismo o el desarrollo sostenible, son términos que se adjudican a “perro flautas”.

catsUno de los mejores ejemplos de cooperativa es nuestro “Economato” que, a pesar de los intentos de ciertos sectores de degradarlo, es el que mantiene los precios en nuestra localidad. ¿Cómo? El “Economato” nace para crear un horno que ofreciera el pan a un precio asequible para todos. Y es que, las cooperativas no buscan, como las grandes empresas, superávit de beneficios, sino adquirir el dinero necesario para que la sociedad siga abierta, los salarios continúen pagándose y puedan seguir ofreciendo el servicio para el que se creó. De este modo, no necesitan inflar los precios, como hacen las grandes superficies con la única intención de enriquecerse vendiendo productos de primera necesidad a la población. Prueba de ello, es que las mismas marcas cuestan en ocasiones hasta el doble que en otros comercios de mayores dimensiones. Os invito a comprobarlo. Muchas veces, obnubilados por el marketing y las apariencias, dejamos de lado nuestros propios intereses y les abrimos las puertas de nuestra economía familiar a auténticos cacos.

Por ello, hoy más que nunca, debemos valorar esta forma de empresa, implicarnos en su mantenimiento, tanto las juntas electas, como los usuarios, e intentar recuperar ese espíritu con el que se crean estos pequeños proyectos, que acaban siendo fundamentales para la vida de una localidad como la nuestra.

Recuerden: “Si quieren comprar bueno y barato, vayan al economato”

Anuncios

Un pensamiento en “Madrigueras, ejemplo de cooperativismo

  1. Pingback: Madrigueras, ejemplo de cooperativismo — Vivir entre costuras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s