No eres tu currículum

forges_20040929Que no te engañen, no eres el trabajo que desempeñas, ni lo que has estudiado, ni lo que ganas, ni el coche que tienes, ni la casa que sueñas. Eres todo aquello que le haces sentir a las personas que te rodean, así de sencillo. Eres esos momentos de risas con tus amigos, de compañía de tu pareja, o de tranquilidad con tu familia. Eres las lágrimas que derramas o las sonrisas que compartes. No dejes que te hagan sentir lo contrario. Sigue leyendo

Anuncios

Preguntar mejor

Hacía tiempo que no me sentaba frente al ordenador para disfrutar de lo que para mí es uno de los mayores placeres de la vida: escribir sobre lo que pienso, acerca de lo que siento o criticar aquello que creo que debe mejorar. Hoy, por el tiempo que me debo, lo haré sobre las tres cosas. En los últimos meses le he robado minutos a mi gente, a mi salud mental, a mi felicidad, a mi persona, a mi vida en general para invertirlos, en algunas ocasiones, en sonreír menos y quejarme más.

jl

Con los truenos sonando de fondo y el bochorno empapando mi almohada, reflexiono sobre las preguntas que respondo y que formulo a mis conocidos y descubro que mi discurso también es preso del capitalismo. “¿Estás trabajando?” Me preguntó una compañera hace poco. En mi vida han pasado infinidad de cosas en los últimos años, sin embargo, toda  la conversación se redujo a aquello: nuestra situación laboral. Para finalizar, de forma sucinta, nos contamos algo de nuestra vida personal, sobre las familias… A penas unos apuntes al margen de la historia de lamentos y precariedad que habíamos dibujado aquella tarde. Sigue leyendo

¡Larga vida al Olmo Rojo!

Un año, 10 chinchetas y más de un centenar de publicaciones después, solo podemos dar las gracias y felicitarnos. En primer lugar, dar las gracias por las cientos de visitas que recibe cada post en nuestro blog y felicitarnos por este trabajo.

15747780_10154453749047909_7917186187750766275_n_copyCuando Adrián Cebrián, Iván Pardo, Sara Castillo, Julio Olmeda y la que firma nos reunimos por primera vez, teníamos muchísimas ideas y ganas, pero no teníamos claro si seríamos capaces de llevar a cabo el reto que nos estábamos proponiendo. Hacernos cargo del Olmo Rojo, darle un aire más juvenil que llegase a más gente, retomar la colaboración de vecinos de Madrigueras, impregnar de cultura política de izquierdas la localidad, ser críticos para mejorar la vida local y proponer y organizar actos, fueron algunas de las metas que nos marcamos y, en mi opinión (y la de muchos vecinos), las hemos cumplido con creces. Ha sido un placer ver como número tras número se iban ampliando las colaboraciones y las secciones. Pero sobre todo, es un placer ver como los vecinos de Madrigueras te agradecen tu labor, te proponen temas, te señalan errores del equipo de gobierno y participan, de este modo, en la mejora del pueblo. Sigue leyendo

Decrecimiento o barbarie

17973934_2292483870976100_7017460749293513763_oEl próximo 23 de abril tendremos el privilegio de disfrutar de la presencia, por segundo año consecutivo y gracias al éxito de la anterior convocatoria, del Profesor Carlos Taibo en el salón de plenos del Ayuntamiento de Madrigueras con motivo del Día del Libro, presentará su trabajo: ¿Por qué el decrecimiento? De la crisis ecológica al colapso. Taibo es un escritor, editor y profesor titular de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Autónoma de Madrid. Firme partidario del movimiento antiglobalización, de la democracia directa y del anarquismo.

Famosa es ya su teoría del decrecimiento, que resume así: “La visión dominante en las sociedades opulentas sugiere que el crecimiento económico es la panacea que resuelve todos los males. A su amparo -se nos dice- la cohesión social se asienta, los servicios públicos se mantienen y el desempleo y la desigualdad no ganan terreno. Sobran las razones para recelar, sin embargo, de todo lo anterior. El crecimiento económico no genera -o no necesariamente- cohesión social, provoca agresiones medioambientales en muchos casos irreversibles, propicia el agotamiento de recursos escasos que no estarán a disposición de las generaciones venideras y, en fin, permite el triunfo de un modo de vida esclavo que invita a pensar que seremos más felices cuantas más horas trabajemos, más dinero ganemos y, sobre todo, más bienes acertemos a consumir”. Sigue leyendo

La Romana, salvaguardia de la tradición y la cultura

“El folklore (o la cultura tradicional y  popular) es el conjunto de creaciones  provenientes de una comunidad cultural  fundadas en la tradición, expresadas por un  grupo o por los individuos y reconocidas  como el reflejo de las expectativas de la comunidad en tanto que son la expresión de la identidad cultural y social, las normas y los valores se transmiten oralmente, por  imitación o por otras formas. Estas formas  comprenden, entre otras, el lenguaje, la literatura, la música, la danza, los juegos, la  mitología, los ritos, las costumbres, las  artesanías, la arquitectura y otras artes.”

Recomendaciones sobre la salvaguarda de la cultura tradicional y el folklore, UNESCO 1989D 

Mi colaboración de este mes en el Olmo Rojo

        Definir qué es el folklore parece imprescindible para que algunas personas puedan recuperar la perspectiva y valorar la labor que La Romana realiza en nuestra localidad. Aunque debo comenzar haciendo autocrítica y recordando que, muchas veces, otros dejan de apreciar un trabajo porque nosotros mismos no luchamos durante un tiempo como debemos por preservarlo. Sin embargo, es momento de hacer reflexionar a otros.

        Pocos grupos regionales han exportado el nombre de Madrigueras tan lejos como la Asociación Folklórica La Romana cultivando amistades y dando a conocer nuestros orígenes no sólo en España, sino también en el extranjero. Somos decenas de jóvenes los que hemos crecido al calor de guitarras, bandurrias y castañuelas. Dentro de esta humilde, pero imprescindible, agrupación hemos aprendido el valor de la convivencia, disfrutado de la música, del baile… Hemos fomentado las relaciones intergeneracionales, hemos aprendido a viajar“solos” (sin nuestros padres), la disciplina y el compromiso para sacar cada actuación adelante. Desde asociaciones como esta se promueven alternativas de ocio saludables y se ayuda a la preservación de unas tradiciones que nos cuentan de dónde venimos, a la vez que nos ayudan a saber hacia dónde vamos.

img_1705

        La conservación y recuperación de nuestro folklore no es una tarea baladí. Aunque algunos parezcan ignorarlo, es importante para cualquier comunidad, por pequeña que sea, distinguir sus rasgos de identidad para luchar contra esta homogeneización social a la que nos están sometiendo con un imperialismo que acaba por denostar hasta nuestra propia genética. Vemos como nuestros trajes, nuestras danzas, esas letras que nos cuentan las historias que nuestros antepasados crearon quedan olvidadas a favor de otros que no nos representan, por ser más comerciales o producto de los intereses de comunidades más fuertes o poderosas. Sigue leyendo

Marcos Ana, el comunista que no se doblegó ante nadie

Por Celia Carretero Cabañero (Colaboración en el Olmo Rojo diciembre 2016)

“No les digan qué es la dignidad porque la han conocido íntimamente, con ella se han acostado  y con ella se han levantado, comieron en su mesa o le ofrecieron su hambre, y entre unas horas y otras, enfrentando carceleros y verdugos, cerrando los labios y los dientes bajo los extremos de la tortura, esos hombres reinventaron la dignidad humana en los lugares donde, según el catón de los criminales, deberían acabar perdiéndola”. Prólogo Decidme como es un árbol, José Saramago.


3938697360_7c9ee85086Marcos Ana pasó por cinco prisiones y su mayor pesar era haber olvidado, después de 23 años de cautiverio, a algunos de sus camaradas: “No me gusta olvidar, cada olvido es una pequeña muerte y cuando olvidamos algo, algo a la vez se muere en nosotros mismos”. Por eso decía que él se quedaba con el rostro colectivo que forman todos aquellos hermanos ejemplares que fueron capaces de mantenerse en pie en medio de los mayores naufragios y por ellos, debemos seguir luchando por la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

No podemos hablar de Marcos Ana sin recordar su lucha dentro de la cárcel. La vida de los comunistas en la prisión fue una escuela de formación y afirmación revolucionaria. La mayoría de los que salían en libertad se incorporaban a la organización clandestina del Partido Comunista, muchos volvían a la cárcel y sufrían una nueva condena. Pero la convicción en sus ideas era mayor que ningún penal y más fuerte que cualquier tortura. Sigue leyendo

La reencarnación de LINDA

Por Celia Carretero (Colaboración en el blog: Olmo Rojo)

Queridos peluditos,Gabrielle Vincent Un día, un perro

Hoy os escribo una carta para disculparme en nombre de “los otros”. Esos que os arrebataron, sin tener en cuenta vuestras necesidades, el lugar que hace 11 años os acondicionamos.

Por aquel entonces, estabais abandonados en las calles de Madrigueras y alrededores. Gracias a la iniciativa de unas grandes mujeres y al apoyo del Equipo de Gobierno de IU, se os creó un hogar, se os alimentó, se inició una Asociación llamada LINDA en la que eran requisitos indispensable amaros, respetaros y alimentaros, como nuestros mejores amigos que sois. Sigue leyendo

Sopor veraniego en Madrigueras

A continuación os dejo el enlace que lleva a mi colaboración de este mes en el Olmo Rojo. Os lo recomiendo, es necesario que reclamemos mayor atención a nuestro pueblo, ya que cada día nuestros hosteleros y comerciantes ven más difícil su situación por el abandono que existe en la localidad.

Por Celia Carretero Llegó el verano y el sopor a Madrigueras. Y no es para menos. En los últimos fines de semana, los valientes que hemos permanecido en el pueblo hemos visto marchar decenas de coches al Bonillo, La Roda, un autobús a Iniesta, peñas a Tarazona, Fuentealbilla… Y es que […]

a través de Sopor veraniego en Madrigueras —

Este triste cuento

        Cuando tocaba cambiar el mundo se quedaron quietos, inmóviles. Asustados por el mensaje de “El gran dictador”, ese que tenían metido en una caja negra dentro de sus hogares y decidía por ellos. Llevaban tanto tiempo sin tener que pensar, que sus cerebros estaban atrofiados. Era así, como en una película de terror o en el día de la marmota. Se repetía la pesadilla una y otra vez, sin posibilidad de cambiar el final para sus verdaderos protagonistas.  

         Los actores de este cuento tenían papeles variados.  Algunos eran pequeños obreros que se creían “al otro lado”. Trabajadores que contaban con la ayuda de una, dos o tres personas más, que creían que eran  “empresarios de alta alcurnia” y debían de defender su “gran patrimonio”, porque si venían “los otros” les iban a quitar lo que tenían. Otros eran funcionarios, jornaleros del Estado, que se posicionaban al margen de los problemas de aquellos que dependen de las fluctuaciones de los intereses desmedidos e inhumanos de un mafioso. Otros eran millonarios que tenían sus cuentas en paraísos fiscales y no querían tener que cotizar y colaborar con su país, amigos de políticos corruptos enriquecidos por las comisiones que estos les regalaban por mirar a otro lado.Parados. Había también pequeños obreros que apenas llegan a fin de mes, que viven en una casa del banco y a los que fríen a intereses, pero que piensan que han ascendido a “clase media” porque van a morir en un terreno propio y porque llevan años diciéndolesdesahucios-los-tres-cerditos-y-el-lobo que es lo que son y se lo han creído. Hombres y mujeres que no conocen otra cosa, por su edad, por su falta de mundo, por su inexistente interés, por lo “fácil” que les resulta no cambiar nada. Todos se aliaron y alienaron, con la ayuda del “gran dictador”, para evitar el cambio, a pesar de que no tenían mucho que ver unos con los otros.
Sigue leyendo

Mi pueblo, el voto y la política

Por Daniel Carretero

MéritosSi votar cada cuatro años es una de las pocas cosas que nos deja hacer esta democracia, hoy podemos estar de enhorabuena, pues lo haremos a seis meses de la última vez.

Creo que tenemos motivos para estar contentos, porque en estos meses de meditación ha madurado la idea de que unidos podemos. Esta cuestión es muy importante desde el punto de vista de las personas que no les son favorables las políticas que se hacen para los grandes capitales y en detrimento de las familias, los jóvenes, los trabajadores, los pensionistas, de las mujeres y especialmente, de todo lo público; como la educación, la sanidad, la dependencia y muchas otras medidas que se pueden apoyar o machacar, como lo están haciendo ahora. Sigue leyendo