La cultura en un Estado laico

Me gusta el debate, enriquece la vida y el pensamiento. Escuchar opiniones ajenas y tener que argumentar para defender las tuyas es uno de esos ejercicios que debería de fomentarse más en el aula. Te das cuenta de ello cuando, en la defensa de tus creencias alguien acaba atacándote personalmente cuando se queda sin argumentos o utiliza algunos tan banales como: “Dejemos las ideas de lado”. Si lo hago, ¿qué me queda como individuo?

estadolaico2

Ayer tuve una vez más el debate de si hay que colaborar con la Iglesia o no en según qué actos. Cuando ha surgido esta duda siempre hay quien me dice: pues tú has ido a misa. Sí, cuando tengo que ir a título personal voy: a la boda de un amigo, a un entierro, cuando he tenido que acompañar a un familiar… Voy, escucho lo que se dice y salgo todavía más convencida de que lo único que hacen es sembrar el miedo a su alrededor con el pecado, la homofobia y cosas por el estilo. Pero al margen de eso, volvamos a la cuestión: ¿Debe una asociación local (pagada con los impuestos de todos) dejar su actividad a un lado y realizar solo las actuaciones en la Iglesia? Sigue leyendo

Anuncios

No eres tu currículum

forges_20040929Que no te engañen, no eres el trabajo que desempeñas, ni lo que has estudiado, ni lo que ganas, ni el coche que tienes, ni la casa que sueñas. Eres todo aquello que le haces sentir a las personas que te rodean, así de sencillo. Eres esos momentos de risas con tus amigos, de compañía de tu pareja, o de tranquilidad con tu familia. Eres las lágrimas que derramas o las sonrisas que compartes. No dejes que te hagan sentir lo contrario. Sigue leyendo

Preguntar mejor

Hacía tiempo que no me sentaba frente al ordenador para disfrutar de lo que para mí es uno de los mayores placeres de la vida: escribir sobre lo que pienso, acerca de lo que siento o criticar aquello que creo que debe mejorar. Hoy, por el tiempo que me debo, lo haré sobre las tres cosas. En los últimos meses le he robado minutos a mi gente, a mi salud mental, a mi felicidad, a mi persona, a mi vida en general para invertirlos, en algunas ocasiones, en sonreír menos y quejarme más.

jl

Con los truenos sonando de fondo y el bochorno empapando mi almohada, reflexiono sobre las preguntas que respondo y que formulo a mis conocidos y descubro que mi discurso también es preso del capitalismo. “¿Estás trabajando?” Me preguntó una compañera hace poco. En mi vida han pasado infinidad de cosas en los últimos años, sin embargo, toda  la conversación se redujo a aquello: nuestra situación laboral. Para finalizar, de forma sucinta, nos contamos algo de nuestra vida personal, sobre las familias… A penas unos apuntes al margen de la historia de lamentos y precariedad que habíamos dibujado aquella tarde. Sigue leyendo

La alumna díscola

frase-el-papel-politico-social-de-la-juventud-para-el-perfeccionamiento-de-la-comunidad-es-esencial-jose-luis-lopez-aranguren-190511

Contamos con un sistema educativo que nos anula nuestro criterio, las ganas de aprender, de investigar, de descubrir, nos mata la curiosidad con el primer “timbrazo” de la guardería. Ese ruido que nos obliga a dejar lo que estemos haciendo, por mi importante que sea para nosotros en ese momento, para ponernos a otra tarea y no lo hace de forma casual. El sistema nos prepara para un mundo laboral en el que contradecir a tu superior es lo último que se te debe de pasar por la cabeza. ¿Quién eres tú para cuestionar el statu quo? Nadie o al menos, eso nos enseñan.

En un mundo en el que hacer preguntas está mal visto, el inconformismo es tildado de radicalismo y la valentía de locura, intentar cambiar el detalle más ínfimo se convierte en una tarea titánica. ¿Dónde quedaron aquellos luchadores que eran capaces de identificar los males que acusaban a la sociedad en la que crecían y luchaban para mejorarla? ¿Dónde están las ansias de influir positivamente en el mundo que nos rodea? ¿Quién nos robó esos valores que nos definen como personas individuales con capacidad de raciocinio? ¿Hacia dónde caminamos sin las preguntas adecuadas? ¿Por qué tenemos tanto miedo a defender nuestras ideas, nuestro criterio, nuestras creencias, nuestros valores? ¿Qué tipo de educación tenemos  si a niveles universitarios el alumno malo sigue siendo aquel que se rebela, que cuestiona al profesor? ¿Qué queremos enseñarles?frase-es_para_mi_un_verdadero_placer_ver_a_la_terquedad_de_un_inco-albert_einstein Sigue leyendo

El virus de la cervantina

cartel-cervantina-a4La prosa inmarchitable de Cervantes, la melodía de la tierra, el sabor dulce del humor y la acidez de la crítica son los ingredientes perfectos para la receta de La cervantina. No exagero cuando hablo de la obra, a pesar de haber asistido con buenas referencias, ha superado todas mis expectativas.

Una lección magistral de historia y literatura; un bálsamo contra la tristeza o el mejor broche para un gran día; la reafirmación de todos los males que nos aquejan, junto con el antídoto necesario para combatirlos, esto es La cervantina.

¡¡LEAN!! Grita una representación que convendría que fuera de asistencia obligatoria para todos los alumnos de los institutos españoles. ¡¡PIENSEN!! Nos susurra la obra a la que no debería de faltar cualquier adulto crítico y con inquietudes. ¡¡VIVAN!! Y háganlo honestamente, nos recuerda cada nota que se entona en esta obra de arte dramática. Todos, todos esos valores que Cervantes quería propugnar en sus poemas, novelas y entremeses resumidos en 90 minutos de buen humor. Sigue leyendo

“Siempre estaré ligado al arte, lo necesito” Jesús Utiel Escribano

Tan diestro con las palabras como con el pincel, Jesús Utiel Escribano, el artista más conocido de nuestra localidad, se autorretrata hoy en Vivir entre costuras. Inquieto, polifacético, simpático, educado… No pasa desapercibido ni por su personalidad, ni por su físico, puesto que también se ha dedicado al modelaje.

Jesús ha crecido en Madrigueras, se ha formado en Cuenca y ha establecido su residencia en la capital de España donde está desarrollando la mayor parte de su creación artística, aunque como veremos, puede que no sea su destino definitivo.

Comparto con él algo más que la relación de periodista-entrevistado o amigo, puedo presumir de ser familia de este joven que ya ocupa páginas de prensa, premios y reconocimientos. Jesús era ya conocido durante sus estudios en Cuenca. Entonces el artista bromeaba porque sus cuadros eran populares por su tamaño y calidad, nunca antes un estudiante de bellas artes había hecho cuadros de tal magnitud y fui una de las afortunadas que pudo ser testigo de ello.

12742273_1592710974317659_1804763534334833116_n

Los pelos de su pincel están listos para hacer historia en el mundo del arte. Con su arrojo, imaginación y esfuerzo logrará conquistar las cumbres más altas del arte contemporáneo y, desde aquí, lo celebraremos con él.

 Pregunta: ¿Cuándo descubriste que era el arte tu pasión?

Respuesta: Desde pequeño sentí inquietud por la pintura posteriormente, conforme fui creciendo, descubrí que era mi mejor herramienta para producirme felicidad  a mí mismo, sin necesidad de terceras personas. Sigue leyendo

¿Sobreprotección o ignorancia?

Parece una afirmación obvia, sin embargo, es necesario recordádsela a algunos padres: NUESTROS JÓVENES NO SON TONTOS.

anna-mascaro-1-fraseVivir la universidad desde el otro lado, te da una perspectiva diferente y muy amplia del sistema educativo que tenemos, y también, de la sociedad que estamos creando. Todos los de mi generación hemos escuchado historias de nuestros padres y abuelos. Anécdotas  en las que se nos representa un tiempo en el que el término “explotación infantil” estaba muy lejos de ser utilizado. Niños, de apenas 12 años, sabían lo que era el trabajo en la casa, en el campo, se hacían cargo de sus hermanos, abuelos y colaboraban en todo lo que fuese necesario dentro del núcleo familiar. Aquello, en mi opinión, era excesivo. Un niño, debe de ser niño y estar exento de algunas de las responsabilidades que entonces se les imponían, bien por disciplina, bien por necesidad. Pero ¿en qué punto estamos ahora?

Hoy, mientras esperaba para hacer unos trámites administrativos en la universidad, he observado un espectáculo que no sé cómo denominar. Era un día alegre dentro de la facultad. Decenas de nuevos estudiantes se disponían a comenzar una etapa que será decisoria en su historia vital: La universidad. Gran parte de la personalidad de un joven se forma bien sea en sus primeros trabajos, bien en sus estudios superiores, si es que les dejan… Y es que, hoy no eran ellos los encargados de tomar sus primeras decisiones como  mayores de edad, dotados de raciocinio, con independencia personal… ¡¡ERAN LOS PADRES Y MADRES!! Unos que instan a sus hijos a irse a ver la universidad, mientras ellos rellenan el formulario. Padres pidiendo horarios y optativas para escoger en nombre de sus hijos. ¡¡El colmo ha sido ver a una madre dictándole la dirección postal a su hijo!!! ¿Pero qué broma es esta? HOMBRES Y MUJERES QUE ANULAN A SUS PROPIOS HIJOS, eximiéndoles, a la vez, de hacerse responsables de la elección de las asignaturas, de los horarios, o de los posibles errores en la solicitud. ¿Es sobre protección o ignorancia lo que prima en la educación de nuestros jóvenes? Sigue leyendo

La madurez es decepción


Dicen que la madurez es apagar las luces de la casa diciendo “esta gente…” y tienen mucha razón, hasta que no te das cuenta de lo que nos estafan las compañías eléctricas no tienes conciencia de lo que cuesta mantener un hogar. Pero ojalá todo fuera ascita-hadasí.

La madurez es afrontar la decepción sin hundirte. Y esto que se resume en tan pocas palabras, no es tarea fácil. Proyectar metas, invertir en amistades, confiar en personas que más tarde te dan la puñalada son tareas imprescindibles para sobrevivir en esta selva llamada vida, que una y otra vez te enseña que de lo que tú quieres a lo que de verdad logras, hay una gran diferencia. Sigue leyendo

Workcamp, la oportunidad de mejorar

La primera vez que oyes hablar de los “campos de trabajo” lo haces, seguramente, con la misma cara con la que conocidos y amigos atienden ahora mis explicaciones: con un gesto a caballo entre el escepticismo, la sorpresa y la incredulidad. Y es que “pagar para trabajar” no es una práctica común, ni recomendable en nuestro día a día. Sin embargo, estas experiencias son algo más ayudar durante unos días.

En estos viajes convives con personas de lugares diferentes, culturas dispares, edades variadas, ideologías enfrentadas, manías de todo tipo y un sinfín de características diferentes que no podemos enumerar aquí. Pero con un interés común: aprender. Siempre queremos aprender de todo: de esas culturas, lugares, caracteres, ideas, religiones, profesiones, idiomas… Todos tenemos un ansia infinita de conocer otros modos de vida y otras formas de pensar, porque son los nutrientes para poder ser un poco más tolerantes, solidarios, comprensivos, más humanos, al fin y al cabo. Sigue leyendo

Sopor veraniego en Madrigueras

A continuación os dejo el enlace que lleva a mi colaboración de este mes en el Olmo Rojo. Os lo recomiendo, es necesario que reclamemos mayor atención a nuestro pueblo, ya que cada día nuestros hosteleros y comerciantes ven más difícil su situación por el abandono que existe en la localidad.

Por Celia Carretero Llegó el verano y el sopor a Madrigueras. Y no es para menos. En los últimos fines de semana, los valientes que hemos permanecido en el pueblo hemos visto marchar decenas de coches al Bonillo, La Roda, un autobús a Iniesta, peñas a Tarazona, Fuentealbilla… Y es que […]

a través de Sopor veraniego en Madrigueras —